Posts etiquetados ‘Berlín’

Berlín

Publicado: 4 febrero, 2012 en Lugares, Viajes
Etiquetas:, ,

El 23 de diciembre salimos de Barcelona para Berlín con EasyJet.

EasyJet queda en la T2 del aeropuerto El Prat, pero en la terminal C, lo cual significa que una vez te bajas del tren, debes atravesar toda la primera terminal, salir y caminar  y caminar hasta el fondo hasta encontrar la terminal C. Mejor agarrar un carrito para poner el equipaje.

En EasyJet si ya imprimiste tus tiquetes (mejor que lo hayas hecho!)  y no vas a facturar equipaje puedes irte directamente a seguridad, luego llegas a la sala de abordaje y buscas la puerta de tu vuelo que seguramente será la que tiene una larga fila de gente esperando (no hay asientos asignados en estas aerolineas).

Dejamos la soleada Barcelona y aterrizamos en un frío Berlín, donde nos recibió nuestra anfitriona y nos llevó a donde nos alojaríamos. Allí el sol se ocultaba temprano, eran las 4 de la tarde y parecían las 7 pero igual era la primera ciudad de nuestro viaje y estabamos expectantes por conocer lugares, así que nos fuimos a caminar, pasamos por la parte del El Muro llena de pinturas y seguimos caminando hacia Alexanderplatz donde había una feria de navidad de lo mas bonita, allí tomamos Gluhwein (vino caliente), comimos algodón de azúcar y nos montamos en una de las atracciones mecánicas que misteriosamente olía a freno quemado (supongo que para hacerla mas emocionante :P). Desde ahí se podía ver la famosa torre de televisión.

Al día siguiente era 24 de diciembre, nos fuimos a conocer la Puerta de Brandenburgo, el monumento al holocausto y el Reichstag. En el camino nos encontramos con cosas muy interesantes como una calle llamada Hannah Arendt y un parque dedicado a los homosexuales perseguidos durante la II Guerra Mundial, en donde había un video en loop de dos chicos besandose.

También vimos una parte del muro original misteriosamente cubierto de cientos de gomas de mascar y fuimos al Sony Center y al centro comercial Arkade.

Ese día tuvimos la genial idea de llevarnos unos sandwich para el día, entonces aprovechamos que cerca a la puerta hay un Starbucks para comprarnos un café gigante y un cinamon roll y comernos nuestros propios bocadillos ante la mirada envidiosa de la gente 🙂

En la noche hicimos navidad colombiana con natilla, buñuelos y hojuelas y fuimos muy felices porque esas cosas saben mejor cuando estas a miles de kilometros de la casa.

Al día siguiente nos fuimos de museos. Todos (o muchos)  los museos están en la llamada Museuminsel o Isla de los museos. Allí nos dirigimos al Altes Museum que es el principal y guarda una enorme colección de arte griego, egipcio  y etrusco. Por 7 euros (con carné de estudiante) compramos una entrada que nos daba acceso a cualquiera de los otros museos, lo cual es una muy buena oferta, excepto porque son tantos y tan grandes que no alcanzas a verlos todos. Sin embargo vale la pena darse una pasada por El Pergamon para ver su magnífico altar y el Neus Museum para ver a  la famosa Nefertiti.

Al día siguiente nos fuimos para Potsdam. Cuando llegamos a la estación/centro comercial conseguimos un tour guiado en bus en el que nos sentimos un poco engañados porque la guía hablaba aleman 5 minutos y a nosotros nos traducían en español 2 minutos…seguro algo nos estaban ocultando.

Este tipo de tours tienen sus cosas buenas y sus cosas malas, lo bueno es que nos llevó a todos los palacios y no tuvimos que caminar, lo malo es que no nos bajabamos en todos y no entramos a ninguno. Potsdam fue muy bonito y también tenía un mecado navideño donde comimos un montón.

En la noche volvimos a Berlín,  fuimos a tomar cerveza a un puente (really), fuimos a comer a un restaurante mexicano y luego a beber algo a un bar ruso (si así de internacional fue esa noche).

Al día siguiente ya nos ibamos para París al medio día entonces hicimos un plan tranquilo y nos fuimos a Karl Marx Allee , nos tomamos foto con Karl Marx,  y luego regresamos por nuestro equipaje, comimos unas de las mejores hamburguesas ever en Burgermeister (abajo de la estación Hallesches Tor) y nos fuimos al aeropuerto.

En Berlín no dejen de probar la comida turca, las salchichas y tomense la foto tradicional en una de las máquinas automáticas.

Todas las fotos del viaje a Berlín están aquí.

Anuncios