Posts etiquetados ‘Bilbao’

Bilbao

Publicado: 23 noviembre, 2011 en Lugares, Viajes
Etiquetas:, , , , ,

Hace años que quería ir al Guggenheim, creo que desde que me enteré que existía, sabía que antes de irme debía hacer ese viaje y gracias a un viejo amigo la oportunidad de ir apareció mas pronto de lo que pensaba

Y bueno pues obviamente una ciudad es mas que su museo, y Bilbao es una ciudad hermosa y práctica. No se me ocurre otra palabra, primero porque cuando se contempla la Ría, los puentes, las construcciones en las orillas y el lento transcurrir del agua no se puede evitar pensar en lo increiblemente bonito que se ve todo junto y al mismo tiempo en la buena disposición de los distintos espacios, hechos para la gente.

La Ría, el puente de La Salve y el Guggenheim

Viendo las orillas de la Ría de Bilbao, el llamado paseo Abandoibarra, con la gente trotando, montando en bici y paseando al perro me acuerdo de Medellín y de lo bonito que sería tener eso en nuestro paseo del río.

A Bilbao llegué el viernes a las 11:10pm, había salido de Barcelona a las 3:30pm. Me estoy enterando que recorrí una distancia de 612 kilometros en bus.

La ruta de Barcelona a Bilbao

Justo en Zaragoza, el punto medio del recorrido, el bus hace una parada eterna (de media hora). Para este viaje busqué que medio de transporte era el menos costoso y resulto ser Alsa  ya que por comprar los tiquetes con mas de 15 días de anticipación me hicieron un descuento del 33%. Igual siempre es bueno revisar en las aerolineas de bajo costo por si resulta alguna super oferta a horas decentes (este no fue mi caso). Igual los buses son cómodos y se puede dormir tranquilo porque anuncian las paradas (que no son muchas).

Esa primera noche llegue a dormir y a la mañana siguiente fui la oficina de turismo por un mapa y estaba cerrada (abren a las 11:00Am). Entonces me quedé por el sector donde está el majestuoso Guggenheim, el cual recorrí por fuera primero, le tomé muchas fotos a Puppy y ya espere que fueran las 10:00Am que es la hora de apertura.

Puppy es un perrito gigante hecho de flores

Un documento que te acredite como estudiante trae multiples beneficios, especialmente para entrar a los museos, con la tarifa reducida la entrada me costó solamente 6,50€  y si no eres estudiante te cuesta 11,00€. Estas entradas incluyen una audioguía de lo mas útil cuando ves arte abstracto y como yo, no te enteras de nada. Así que no la rechaces ya que es muy fácil de usar y no pesa nada.

Museo Guggenheim Bilbao

El museo tiene tres plantas, en la primera encontraras una exposición permanente llamada La Materia del tiempo,  unas esculturas asombrosas en las que te puedes meter y caminar, no había visto nada igual. Luego terminas preguntandote como hicieron para meterlas ahí porque son inmensas. El recorrido, haciendolo tranquilamente, esuchando de vez en cuando la audioguía lo hice en dos horas y media.

De ahí partí hacia el museo Marítimo de la Ría de Bilbao que ese día era gratis, allí hay cosas muy lindas sobre la historia de la ciudad, de la Ría y muchas maquetas de barcos que me hacían acordar de Tintin y el Secreto del Unicornio todo el tiempo.

Maqueta de barco

Aquí me encontré con mi anfitrión y nos fuimos a comer al centro comercial Zubiarte, muy recomendado el Mr. Wok, al que es aconsejable ir con apetito ya que es uno de esos sitios de todo lo que puedas comer.

En la tarde fui al parque Doña Casilda, que es muuuy bonito, ahí mismo queda el museo de Bellas Artes al que no entré, pero me dicen que está muy bien. Luego seguí el río y tras varios puentes llegué al ayuntamiento y a la escultura de “la variante ovoide de la desocupación de la esfera”.

Luego crucé el puente del ayuntamiento, lo cual fue un error de esos afortunados, porque llegué a un lugar llamado Plaza Venezuela, donde hay un monumento a Simón Bolívar. Después llegué al casco antiguo, fui al teatro Arriaga, la Catedral de Santiago y luego subí a la Basílica de Nuestra Señora de Begoña. Si quieres ir debes llegar a la plaza Unamuno y en la entrada al metro encontrarás el elevador que te ahorrará subir los cientos y cientos de escalones hasta la iglesia (son muchos, mas de 200 yo los bajé). Para usar el elevador se necesita un tiquete de tren.

Luego de un rato de pérdida en el casco antiguo tomé el metro para descansar un rato. El metro es super amigable, me recordó al de Medellín.

Ya en la noche fuimos a un lugar muy bonito que se llama La Alhóndiga. Un sitio alucinante lleno de columnas todas distintas y con un sol falso que la gente se sienta a mirar

Fue un día muy largo pero muy feliz, al día siguiente partiría para San Sebastían, pero eso en otra entrada que esta ya está muy larga. Todas las fotos de este viaje aquí.

Anuncios